Identificarse
x
x
  • Inicio
  • Publicaciones
  • Noticias
  • 5 signos de que un empleado está por renunciar

5 signos de que un empleado está por renunciar

Creado el Miércoles, 19 Abril 2017. Publicado en Noticias

5 signos de que un empleado está por renunciar
En ocasiones, la renuncia de un empleado toma por sorpresa a los jefes y compañeros de trabajo, pues la persona nunca expresó directamente su deseo de buscar otras oportunidades laborales hasta el momento de presentar su carta de renuncia.

Este hecho suele desencadenar diversos inconvenientes, sobre todo cuando el empleado desarrolla actividades clave dentro de la organización, ya que buscar su reemplazo puede resultar costoso, adicionando el tiempo que se invertirá en el proceso de entrevistas y la adaptación del nuevo empleado al puesto en cuestión. La “Encuesta de Movilidad de Fuerza Laboral del 2012”, señaló que a un nuevo empleado le puede tomar hasta un año desarrollar todo su potencial en el trabajo.

Otro estudio realizado en la Universidad Estatal de Utah por el profesor Tim Gardner, estableció que cuando un empleado está a punto de renunciar a su trabajo, deja algunas “huellas” previas a anunciar su decisión. Es por ello que tanto los jefes como el departamento de RH deben estar alertas ante algunos de los siguientes signos:

Cambios de horario: Cuando un empleado está por renunciar, suele tener cambios en su horario, ya sea que llegue tarde o se vaya más temprano. Incluso las faltas se vuelven constantes, ya que pierde el interés por el trabajo y/o está en proceso de reclutamiento para otro negocio y por ello hace un tiempo para dar lugar a sus entrevistas.

Cambios en la actitud: Previo a una renuncia, el empleado presenta cambios en su forma de comportarse, suele volverse reservado, con menos interés y participación. En reuniones ya no aporta ideas y es notoria la pérdida de compromiso con proyectos y actividades de forma repentina, sobre todo al tratarse de proyectos a largo plazo.

Baja productividad: La productividad también se ve afectada cuando un empleado está buscando otras ofertas laborales, pues la dedicación que mostraba a su trabajo deja de ser la misma y se presta menos atención a los detalles.

Interacción: La convivencia con los compañeros de trabajo cambia, el empleado se muestra menos unido y más reservado.

Delegación de responsabilidades: A pesar de que la delegación de responsabilidades es señal de una buena administración y de empoderamiento al equipo de trabajo, también es un signo previo a la renuncia, pues el empleado está consiente de que a su partida, el tiempo para encontrar a su reemplazo es indefinido.

Fuente: Amedirh

Agréganos a tus redes sociales