Identificarse
x
x

LAS MALAS CONTRATACIONES Y SU REPERCUSIÓN EN LAS EMPRESAS

Creado el Miércoles, 18 Mayo 2016. Publicado en Artículos Bolsa de Trabajo

LAS MALAS CONTRATACIONES Y SU REPERCUSIÓN EN LAS EMPRESAS
Sin duda alguna uno de los problemas más importante en las empresas es la selección de talento, pero el verdadero reto y el más importante de toda organización es allegarse talento de calidad, y al hablar de talento de calidad me refiero a no solo a que tenga las competencias técnicas propias y necesarias del puesto al que va a ser contratado, sino que también tenga ciertas habilidades y competencias por mencionar solo algunas de las más importantes tales como el liderazgo, responsabilidad, integridad, honradez, actitud propositiva, empuje, proactividad, ecuanimidad, inteligencia emocional, trabajo en equipo, saber escuchar, sentido de urgencia, responsabilidad, trabajo bajo presión, humildad y sencillez, etc. pero lo más importante que sea una persona con valores y principios morales fuertemente arraigados, y sinceramente encontrar todas estas competencias y cualidades o parte importante de las mismas en la mayoría de las personas resulta sumamente complicado.

En muchas organizaciones existe personal muy valioso con el que las empresas quieren quedarse toda la vida y al que nunca dejan ir y tratan de retener, aunque hoy en día resulta muy complicado casare con el empleado a largo plazo por diversas circunstancias en el entorno, pero existe otro tipo de personas que la empresa se pregunta, ¿Cómo es posible que esta persona haya entrado a laborar aquí? o ¿Quién contrató a este tipo? ¿ Cómo llegó a la empresa?, es precisamente esta clase de personas que se vuelven un verdadero dolor de cabeza para las organizaciones, es el tipo de personas de las que se quisieran deshacer prontamente pero por diversas circunstancias o costos no lo hacen, aceptando a convivir diariamente con ellos convirtiéndose en un "cáncer", es el llamado personal tóxico que poco a poco va contaminado a las empresas y corroyendo a las mismas, que entran poco a poco y se va minando en la estructura y dañando a la misma, como la humedad en las casas, que cuando la descubres ya hizo un daño tremendo.

Haciendo una analogía burda, el tener un empleado tóxico es como si precisamente nos comiéramos un alimento descompuesto, ya lo tienes adentro y te hace estragos el estómago hasta que lo desechas, igual pasa con los empleados tóxicos y negativos, el daño que ocasionan a la empresa es mayúsculo y cuando estas se logran deshacer de los mismos ya el mal está hecho porque causaron un daño mayor al ir contaminando a través del tiempo a gran parte de la misma dejando también daños y costos colaterales.

Esto se traduce en la empresa en un mal clima laboral y un deterioro generalizado en el ánimo del personal que día a día se hace mayor, y va afectando oras áreas de la empresa.

Como consecuencia de lo anterior repercute en:

· Mal ambiente laboral

· Desmotivación del personal

· Desinterés hacia el trabajo

· Mayor generación de conflictos entre el personal

· Alta rotación de personal

· Altos costos administrativos

· Mayores costos de capacitación y entrenamiento

· Baja productividad

· Mayor inversión en atracción de talento

· Mayores costos en despido del personal

· Poca fidelidad a la empresa

· Bajo nivel del compromiso del personal

· Proclividad a actos delincuenciales como el robo hormiga y el sabotaje etc.

Es importante resaltar que hoy en día han cambiado ciertos paradigmas, anteriormente las empresas se fijaban más en las aptitudes del candidato y poco veían las actitudes, ahora las empresas se fijan más en las actitudes que en las aptitudes, porque estas últimas se pueden desarrollar y las primeras son las que ya trae el candidato desde su casa y que vienen precisamente con una serie de valores personales aprendidos durante su niñez, y eso ya no se puede enseñar en la empresa, en cambio el desarrollar aptitudes es mucho más fácil y menos riesgoso. Es por ello que antes las empresas contrataban al personal por las "aptitudes" pero los despedían por las "actitudes" , y precisamente este cambio de paradigma tardó mucho tiempo en ser aprendido en las empresas.

Como en cualquier proceso productivo se hace una selección de la materia prima a emplearse haciendo diversas pruebas de calidad a la misma, también es sumamente importante a la hora de contratación de personal hacer diferentes pruebas, evaluaciones y filtros de calidad a la "materia prima humana" que se va a contratar siendo de vital importancia, ya que es esta la que se va ir moldeando y transformando en nuestra organización y una vez perfectamente bien moldeada se irá desarrollando y creciendo paralelamente a la empresa, convirtiéndose esta materia prima en empleados pilares y modelos a seguir en la misma, siendo los que poco a poco con su comportamiento van modelando conductas gestando el buen clima laboral.

Por eso más vale invertir bien en la PREVENCIÓN que gastar en la CORRECCIÓN, debiendo hacer evaluaciones psicométricas y un buen estudio socioeconómico laboral para verificar sus antecedentes y referencias laborales, recordando ciertamente que "Por cada peso invertido en la selección (PREVENCIÓN) se ahorran cinco pesos en el despido (CORRECCIÓN)." De ahí la importancia de que se vea a la selección del personal no como un gasto, sino como una inversión de materia prima humana que sin duda alguna al ser una buena semilla dará buenos frutos.

Fuente: MRH Javier Calleja Pinedo / Director de Consultoría en Recursos Humanos

Agréganos a tus redes sociales